Recurrimos nuevamente a nuestro informe Evolución del crédito a empresas en España 2021 para centrarnos en lo que ocurre con las carteras de crédito a compañías del sector servicios, en especial a las que operan en comercio y en hostelería.

Las empresas del sector servicios concentran casi el 75% de los créditos a actividades productivas en España. A junio 2021 supera ligeramente los 413.860 millones de euros. La evolución durante el primer semestre del año apenas se traduce en un descenso de 245 millones de euros (un -0,1%). Pero si se contempla la evolución anual, se observa que la tasa de variación ha pasado del 8% en junio de 2020, fecha en que la cartera marcó su máximo del año con un stock superior a 420.000 millones, a un -1,6% al cierre del primer semestre de 2021. Es el primer indicador negativo desde que estalló la pandemia.

La tasa de morosidad entre las empresas de servicios se mantiene en el 4,7%, registro idéntico al de diciembre de 2020. Por su parte, el saldo de préstamos dudosos se sitúa cercano a los 19.525 millones de euros, escasamente 37 millones por debajo de la cifra de cierre del ejercicio anterior. Esto es el 69% del total del importe de créditos dudosos de los destinados a actividades productivas.

El comercio reduce su endeudamiento

Las empresas del subsector comercio son, junto con las de actividades inmobiliarias, las únicas que han reducido el volumen de créditos vivos en la primera mitad de 2021. Pero dado que ambas carteras agrupan más del 40% del total de créditos a empresas de servicios, arrastran el resultado global del sector.

El stock actual de crédito al comercio es de 85.860 millones de euros. En los primeros meses de 2021, descendió casi en 1.000 millones. Es la bajada más pronunciada tras la experimentada por las compañías industriales.

También el saldo de los créditos dudosos de estas empresas ha menguado cerca de un 5% en este periodo y se coloca ligeramente por debajo de los 5.700 millones. En cuanto a la tasa de morosidad también ha descendido unas décimas y ha pasado del 6,9% en diciembre de 2010 al 6,6% en junio de 2021.

La hostelería ve escalar su morosidad

Al contrario que el comercio, durante la primera mitad de 2021, el total del crédito a las empresas hosteleras no sólo no se ha reducido, sino que ha continuado aumentando. Su crecimiento se limita a 9,5 millones de euros, lo que es una cifra muy baja. Sin embargo, si se toma una perspectiva anual (de junio 2020 a junio 2021), resulta ser la cartera con mayor crecimiento de entre todos los sectores, aumentando en casi 1.400 millones de euros, un 4,1%. Es la única cartera, junto con transportes, que todavía arroja tasas de variación interanual positivas a mitad de 2021.

Actualmente el stock de créditos concedidos a la hostelería se sitúa muy cerca de los 35.500 millones de euros. De ellos, 2.771 se califican como dudosos, frente a los 1.900 de diciembre 2020, lo que supone un aumento del 46%. Se trata del porcentaje más alto con diferencia. Esto se resiente en la tasa de morosidad que ha escalado del 5,3% de junio 2020 o el 5,4% de diciembre 2020 al 7,8% en junio 2021.

Si quieres tener la información relativa a todos los sectores, descárgate el informe

Descargar