No hay duda que una parte fundamental de los departamentos de gestión de personas es el recruiting. Conseguir a los candidatos que mejor se adapten a las funciones de un cargo determinado, compartan los valores de la empresa y encajen con el resto del equipo es todo un reto. Sin embargo, la selección de perfiles no debe marginar otras tareas clave dentro de la gestión de personas. Hay que impedir que ocurra lo que pasa en las áreas de marketing de muchas empresas, donde lo principal es captar clientes. Todo son ofertas para nuevos contratos, pero los que llevan un tiempo con la compañía, no pueden beneficiarse de esas ventajas ni de lejos. Lo que muchos parece que no entienden es que, si captar es difícil, fidelizar lo es aún más.

Hablando de plantillas en lugar de clientes, fidelizar es todavía más importante. Dejar escapar a un buen profesional puede significar perder productividad, calidad de servicio, ventas y, frecuentemente, conocimiento, uno de los principales activos de las empresas.

Afortunadamente, muchas compañías hace tiempo que se han dado cuenta de que más allá del sueldo, el crecimiento profesional es una de las cosas más motivadoras para sus equipos y fomentan aspectos como la formación. No obstante, en grandes corporaciones con miles de trabajadores es complicado llevar a cabo un seguimiento personalizado de las habilidades que tiene cada persona y las que necesita adquirir para promocionarse en la empresa o desempeñar mejor las tareas propias de su puesto. Es lo que conocemos como el upskilling y el reskilling.

Aquí es donde entra en juego la inteligencia artificial (IA).

Nausica Trias, directora general de AIS Group, afirma que “la IA puede convertirse en el mejor amigo de tus profesionales para impulsar su carrera. Igual que Netflix o Spotify les recomienda qué ver o qué escuchar en función de sus gustos o Amazon les sugiere productos relacionados con lo que compran, las empresas en las que trabajan pueden poner en marcha sistemas de IA que analicen su perfil, hacia qué posiciones pueden evolucionar y recomendarles formaciones internas o externas que los ayuden a alcanzar sus metas.” A esto pueden añadirse sistemas de alertas que mantengan a los profesionales al día de las vacantes a las que optan para poder aplicar, comenta Trias.

En AIS tenemos amplia experiencia en lo que es la generación de valor a partir de los datos y ya hemos aplicado en departamentos varios tanto recomendadores como sistemas de alertas, modelos predictivos y de optimización. Tras marketing, producción y finanzas, creemos que es el turno de los profesionales de RRHH de implementar la IA y contribuir así, todavía más, a la cuenta de resultados de las empresas. De ahí que estemos trasladando todo nuestro conocimiento para lograr que estos equipos se beneficien de todas las ventajas que derivan del uso de la IA.

La puesta en marcha de estas herramientas orientadas al reskilling y upskilling facilita la tarea de los equipos de gestión de personas, que pueden llevar a cabo de manera mucho más eficiente sus funciones relacionadas con la capacitación y el desarrollo de planes de carrera. Además, al favorecer la implicación de todos los miembros de la plantilla en su propia evolución, son una potente fuente de fidelización del empleado, pues combaten el sentimiento de estancamiento que se da entre muchos profesionales.

¿Quieres saber qué podemos hacer por tu equipo de RRHH?

Solicitar información