La cartera de créditos del conjunto del sistema financiero español a las empresas hosteleras redujo su saldo un 6,3% en 2021. De los casi 35.500 millones de euros en diciembre de 2020 a los algo más de 33.235 millones de euros al cierre de 2021. Son datos del informe “Evolución del crédito a empresas por sectores de actividad en España 2021”, publicado por AIS Group, consultora especialista en la aplicación de soluciones de inteligencia artificial a la gestión del riesgo.

Las empresas hosteleras fueron las que más vieron crecer su endeudamiento en 2020. El crédito a este segmento creció en ese ejercicio un 35%, frente al 7% que aumentó la financiación al agregado de actividades productivas. Este año, en cambio, el sector protagoniza uno de los descensos más destacados en cuanto al saldo de crédito vivo, que se reduce un 6,3%. Sólo la cartera de préstamos a intermediación financiera ha experimentado una reducción mayor al superar ligeramente el 9%.

Variación crédito hostelería España

Actualmente, el crédito a la hostelería representa el 5,8% del total de la financiación a las empresas en España. Y dentro del sector servicios supone el 8,1%.

Los créditos dudosos al alza

Morosidad Hostelería España 2021

El informe destaca que resulta preocupante la evolución de la tasa de mora de los créditos otorgados al sector, que desde 2020 no ha frenado su tendencia ascendente. Al contrario que la mayoría de sectores de actividad, la hostelería ve crecer su cartera de préstamos dudosos, que a diciembre de 2021 cerró cercana a los 2.550 millones de euros. Esto es aproximadamente mil millones de euros por encima de la cifra que se registraba en diciembre de 2019. Esta cantidad representa el 9,4% de todos los créditos dudosos a empresas.

Con ello, la tasa de morosidad del sector se sitúa en el 7,7%, solo superada por la que presenta el sector de la construcción (8,5%).

Machine Learning e IA para mejorar la eficiencia en todas las fases del crédito

En el actual escenario macroeconómico cobra especial relevancia mantener el riesgo en los límites establecidos por cada entidad. Por eso, ya sea a la hora de evaluar nuevas operaciones, de definir estrategias de collection o de programar alertas que avisen de un posible deterioro, la inteligencia artificial es un aliado muy valioso, especialmente los modelos machine learning. Con su aplicación, en AIS hemos logrado que nuestros clientes alcancen una mejora media en su eficiencia de un 25%, con lo que eso conlleva para el negocio: mayor porcentaje de aprobación, reducción de la tasa de mora hasta en un 20%, disminución de los tiempos de evaluación gracias a la automatización -con el consiguiente incremento del número de operaciones que los analistas pueden gestionar en el mismo periodo-, mayor inclusión financiera, aumento en la contratación de nuevos productos, etc.

Si quieres saber cómo puede beneficiarte trabajar con modelos machine learning, pulsa aquí.

Foto principal: Amie Johnson en Unsplash